PROGRAMAR POR COMPETENCIAS

03 Noviembre 2019 01

Autor: Teresa Rodriguez Martín.

A la hora de educar en competencias debemos comenzar, como docentes a programar por competencias.

            Para realizar esta labor, generalmente se sigue un camino demasiado empinado y lleno de obstáculos; comenzamos analizando y relacionando exhaustivamente los diferentes elementos curriculares: objetivos, criterios y estándares de evaluación con las competencias clave que nos dicta la norma y después decidimos que “prueba” vamos a endosarles a nuestros alumnos con el fin de verificar si han conseguido los indicadores de evaluación que con tanto esfuerzo hemos logrado elaborar y ordenar.

            ¿Qué suele pasar llegado a este punto? Que nuestro agotado y embotado cerebro ya no es capaz de dar más de sí y utilizamos los ejercicios y pruebas de evaluación que a tal efecto aparecen en nuestros “salvavidas” o guías didácticas del área correspondiente; o en el caso de que nos quede algún ratito libre elaboramos nosotros mismos alguna prueba similar por aquello de que los alumnos no la hayan hecho ya en casa.

            Existe otro camino que también requiere un importante esfuerzo por nuestra parte pero bastante más adecuado a lo que debería ser la programación por competencias

            En primer lugar, debemos tomar como base los criterios de evaluación curriculares para elegir o diseñar una situación real y relevante en la que el alumno tenga que aplicar los conocimientos, destrezas y actitudes adecuados para solventar eficazmente la situación diseñada.

            Es muy importante que tengamos presente que ya no educamos para la vida y para la realidad, estamos educando en la vida y en la realidad y del diseño de las situaciones dependerá en gran medida el éxito de nuestra labor.

No podemos olvidar tampoco que para que los alumnos lleguen a ser competentes no basta con que adquieran muchos contenidos, sino que es necesario que los integren, procesen y utilicen para solventar satisfactoriamente una situación. Es por ello que hay que olvidar la realización casi exclusiva de ejercicios tanto dentro como fuera del aula. Esto no quiere decir que no haya que hacer ejercicios al modo tradicional, sino que hay que dar un paso más y proponer actividades que requieran de los alumnos aplicar un proceso mental para solucionarlas, es decir, deben comprender lo que se les pide y tomar decisiones.

Y ya como guinda del pastel debemos conseguir que los alumnos sean capaces de realizar tareas previamente diseñadas por nosotros en las que ha d quedar claro para qué se hace la tarea, cuál es el producto final que se va a elaborar vinculado a la vida real y qué relevancia social tendrá en el día a día del alumno.

Cuando los alumnos resuelvan tareas van a emplear los conocimientos previos adquiridos, destrezas y diversos mecanismos para su resolución y además tendrán una actitud positiva hacia la tarea (Saber – Saber hacer – Saber ser)

Una posible secuencia a la hora de realizar una programación por competencias es la siguiente:

1º- Conocidos los contenidos que queremos trabajar en el área x, vamos uno por uno relacionándolos con el bloque correspondiente dentro de esa misma área.

2º- Después seleccionamos los estándares de aprendizaje evaluables con los que vamos a evaluar los contenidos propuestos. No debemos sobrecargar este apartado, es mejor poco y bien que mucho y mal.

3º- Buscamos y tomamos nota de los criterios de evaluación a los que se refieren los estándares seleccionados y junto a ellos colocamos las competencias que fundamentalmente contribuyen a alcanzar.

4º- Finalmente decidimos qué instrumentos vamos a utilizar para observar o evaluar estos estándares (tareas, pruebas orales, ejercicios en un cuaderno, dramatización…)

5º- Debemos también especificar cómo vamos a valorar o calificar ese producto final y uno de los modos más sencillos son las rúbricas, aunque también podemos asignar a cada estándar de evaluación un valor ponderado.

Realizada la programación de las unidades formativas que hayamos considerado es importante hacer una serie de revisiones:

  • Que el número de estándares de aprendizajes básicos no sea excesivo en cada unidad y que estén repartidos equitativamente siempre teniendo en cuenta que al finalizar el curso se hayan aparecido todos los estándares establecidos para ese nivel.
  • Que los instrumentos de evaluación sean lo más variado posible. 

07 MARZO 2020 1
Educación

ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS QUE FACILITAN EL APRENDIZAJE COMPETENCIAL

ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS QUE FACILITAN EL APRENDIZAJE COMPETENCIAL.

Autor:  Teresa Rodriguez Martín.

De todos es sabido que cada maestrillo tiene su librillo y ese librillo se refiere a la metodología que utilizamos cada uno de nosotros en el aula con nuestros alumnos. 

De Miguel, M (2005) en Modalidades de enseñanza centradas en el desarrollo de competencias: orientaciones para proveer el cambio metodológico en el Espacio Europeo de Educación Superior; afirma que la metodología es el conjunto de oportunidades y condiciones que se ofrecen a los estudiantes, organizadas de manera sistemática e intencional que, aunque no promueven directamente el aprendizaje, existe alta probabilidad de que esto ocurra.
Los métodos varían unos de otros en función de los objetivos del profesor, de los intereses, motivaciones y características de los alumnos, de la materia que se imparte, etc. Por todo ello no es recomendable, ni muchas veces viable el uso del mismo método con todos los alumnos ni con todas las asignaturas.
Otro elemento fundamental a la hora de determinar la metodología de enseñanzaaprendizaje es tener en cuenta si pretendemos favorecer el aprendizaje memorístico y superficial o el aprendizaje significativo que necesita mayor comprensión, trabajo personal y aprendizaje autónomo.
La educación en competencias demanda metodologías que favorezcan en los alumnos la reflexión de tres aspectos:
Sobre lo que hace
Sobre cómo lo hace
Sobre los resultados que consigue, para así tener la posibilidad de mejorar su propio desempeño

Leer más
05 eNERO 2020 01
Educación

EVALUAR POR COMPETENCIAS

EVALUAR POR COMPETENCIAS.

Autor:  Teresa Rodriguez Martín.

            Valorar un producto hecho por otra persona nunca ha sido nada fácil. A los docentes hasta no hace mucho se nos había simplificado la tarea ya que principalmente nuestro trabajo evaluador consistía en comparar lo reproducido por los alumnos con los contenidos de un libro de texto o la solución generalmente cerrada a una serie de problemas.

            La educación en competencias complica en gran medida la tarea de evaluación.

Evaluar por competencias cambia el paradigma de la evaluación, que ya no es el momento final del proceso educativo sino que pasa a ser parte integrada del proceso de enseñanza – aprendizaje dando lugar a tres elementos inseparables e interrelacionados, y así la evaluación servirá para saber tanto a los docentes como a los alumnos en qué momento del proceso se encuentra y qué aspecto necesita mejorar o modificar.

Leer más
01 SEPTIEMBRE 2019 01
Educación

EDUCAR EN COMPETENCIAS EN UN NUEVO MODELO EDUCATIVO

EDUCAR EN COMPETENCIAS EN UN NUEVO MODELO EDUCATIVO.

Autor:  Teresa Rodriguez Martín.

            Casi todas las personas relacionadas con el mundo educativo han tenido contacto de uno u otro modo con la palabra “competencias”: las familias porque ahora reciben en los boletines de evaluación de sus hijos una nota más, relativa a una serie de competencias, y los docentes porque hemos tenido que relacionar competencias con objetivos, con criterios y estándares de evaluación en cada una de nuestras áreas realizando previamente un buen perfil de cada una de ellas, o porque estamos intentando adaptar o modificar nuestra metodología de trabajo para que se ajuste más a esta nueva finalidad educativa.

            A lo largo de este curso y durante algunos artículos estableceremos una visión general de la educación en competencias, de su evaluación y trataremos algunas estrategias metodológicas que facilitan la educación competencial.

Leer más
Revista