USO DEL LENGUAJE MOTIVADOR

10 junio 2018 1

Autora: Cristina Azahara Garcia Peña.

 

Dicen que creer es crear y es por esto que resulta necesario tener pensamientos positivos para vivir más felices. Es lo mismo que sucede en el caso del lenguaje, ya que aquello que decimos se convierte en acción con mayor o menor positividad.

Puesto que el lenguaje es comunicación, el primer paso para ser optimistas y dar buenas sensaciones sería, en la medida de lo posible utilizar palabras amables y motivadoras. Como es obvio, no todos los mensajes que producimos pueden ser animoso y feliz ya que las situaciones no siempre lo son. Se trata sin embargo de animar al receptor de nuestros mensajes con palabras adecuadas y agradables que le hagan sentir bien para que la comunicación transcurra de la mejor manera posible.

En el campo de la educación y la enseñanza este tipo de lenguaje es esencial para conseguir motivar al alumno y que se produzca un ambiente de optimismo para trabajar con fuerza y ganas. Por supuesto que habrá momentos en los que haya dificultades o las cosas se hagan equivocadamente, pero esto no demuestra sino que hay retos para superar con nuestras palabras y que estas nos pueden ayudar a superarlas mejor.

Un discurso motivacional puede tratar sobre el trabajo en equipo o  sobre cómo superar una crisis personal pero también sobre temas sociales, políticos o culturales. Un discurso inspirador o motivacional no solo es de una persona a otra/s, también puede ser de uno mismo hacia uno mismo. Y este tipo de discurso es el mejor discurso que podamos aprender, porque quizás no seamos entrenadores, ni políticos, ni profesores o psicólogos pero sí que podemos y debemos aprender a hablarnos de esta manera, de manera positiva,  proactiva, visualizando como queremos que sea nuestra vida o nuestro futuro para ponerlo en práctica.

Según Luis Castellanos, el autor del libro “Educar en lenguaje positivo”, el lenguaje positivo puede transformar la educación, e insiste en el del poder10 junio 2018 2 transformador del lenguaje como una nueva competencia vital. Es el resultado de nuestra búsqueda de las palabras habitadas de la educación, palabras que se convierten en catalizadores de las promesas que cada niño guarda en sus sueños. También encontraremos una metodología única y herramientas útiles para aumentar el bienestar y aliviar el sufrimiento mediante una atención a las palabras más seguras.

Entonces, ¿qué palabras son las fundamentales en el caso de la educación?

Aquellas que sirvan para motivar y fortalecer al oyente sin engañar ni dar sensación de falsedad, sino para ayudar a vencer temores, que son motivo para crecer: serenidad, alegría, amistad, amor, cooperación, curiosidad, admiración, gratitud… Asimismo, están las palabras que empapan el presente de generosidad, amabilidad, bondad, compasión… 

Por el contrario debemos evitar usar aquel lenguaje que respira odio, venganza, desprecio… palabras que culpan a otros sin parar y nos excusan; términos oscuros que mienten y no son de fiar; las que se consideran deshabitadas, manipuladoras; palabras que nos dicen que es imposible, que no podemos, que nos quitan posibilidades y nos inducen a una mentalidad de la escasez.

La fuerza de estas palabras queda clara en lo que decía el protagonista de En Busca de la Felicidad: “Si quieres algo, ve a por ello. No permitas que nadie te diga que no puedes, y mucho menos aquellos que más quieres. Nadie puede pensar por ti. Nadie puede elegir por ti. Si tienes un sueño tienes que cuidarlo”.

 

05 ABRIL 2021 1
¿Libertad de expresión?

TRABAJA LA PERSUASIÓN

TRABAJA LA PERSUASIÓN.

Autora: Cristina Azahara Garcia Peña.

LO QUE CREES CREAS

Convencer o persuadir se basa en la comunicación que tiene la finalidad de inducir, mover u obligar a alguien con razones a creer o hacer algo. Por lo tanto, contamos con la posición del emisor y su necesidad de atraer la atención y voluntad del receptor. Esto es lo que siempre se ha denominado convencer a alguien.

Argumentar es aportar razones para persuadir y en la comunicación escrita esto cobra vital importancia puesto que no contamos con lenguaje no verbal o imágenes para llegar eficazmente a quien queremos adherir a nuestro punto de vista como creadores del mensaje o de opinión.

Existen varios tipos de argumentos y al menos deberíamos hacer uso de alguno de ellos para intentar persuadir al lector. Destacaremos unos cuantos que además son útiles para el comentario de texto argumentativo. 

Leer más
Lo que crees creas
¿Libertad de expresión?

LO QUE CREES CREAS

LO QUE CREES CREAS.

Autora: Cristina Azahara Garcia Peña.

LO QUE CREES CREAS

Hay una frase muy conocida de la psicología positiva que afirma que aquello que creemos lo creamos. Se parece a aquello que asegura que somos lo que comemos, en definitiva, el hecho de pensar algo ya crea un escenario en nuestra mente que puede parecer muy real.

Algunos atribuyen este pensamiento a Marco Aurelio, emperador y filósofo, quien afirmaba: «Nuestra vida es lo que nuestros pensamientos crean», que es otra forma de decir lo que ya se le consideraba una frase de Buda: «Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Si un hombre habla o actúa con astucia, le sigue el dolor. Si lo hace con un pensamiento puro, la felicidad lo sigue como una sombra que nunca lo abandona».

Es por ello, que toda manifestación que hagamos tanto oral como escrita crea una realidad reflejo de lo que somos y lógicamente de lo que pensamos. Según esta creencia cuidando nuestros pensamientos cuidaremos nuestras palabras y con ello nuestros consecuentes actos. De estos últimos derivan los hábitos que modelan nuestro carácter, lo que determinará nuestro destino. Por consiguiente, lo que verbalicemos de un modo u otro tendrá consecuencias no solo en el oyente sino en nosotros mismos. 

Leer más
1 noviembre 2020 1
¿Libertad de expresión?

CUANDO SALGAMOS DE ESTA

CUANDO SALGAMOS DE ESTA.

Autora: Cristina Azahara Garcia Peña.

Ya todos sabemos que desde marzo de 2020 nuestra vida cambió en muchos aspectos y el social es uno de ellos. Esto implica que nuestra comunicación social y laboral se basa principalmente en plataformas de entorno virtual como las videollamadas, afectando a nuestra expresión verbal.

El cambio más fundamental que se sigue produciendo por esta comunicación virtual es que intentamos ser directos y perdemos atención a los detalles. En el aspecto de resumir e “ir al grano” es posible que hayamos ganado en síntesis y concreción, sin perdernos en detalles; sin embargo, en cuestión de formalidad y profundización en un tema hemos olvidado lo que era antes. Me estoy refiriendo a que, por supuesto no es lo mismo hablar con alguien en persona que a través de una pantalla, esto lo sabemos perfectamente.

 

 

Leer más
Revista