EL ACOSO EN LAS AULAS

9 MAYO 2019 3

Autora: Maria Jose Daniel Huerta.

El tema de “acoso escolar” es un asunto que tenemos que aceptar como una responsabilidad de todos. En estos momentos es una cuestión que preocupa de forma especial en el ámbito educativo. Hace unos días el Ministerio de Educación hacía público que había detectado más de 5.500 posibles casos de acoso escolar en un año, lo que se ha podido comprobar gracias a las llamadas recibidas en el Teléfono contra el Acoso. Además, se indicaba que siete de cada diez casos se llevaban produciendo durante meses o incluso años, convirtiéndose estas situaciones de humillación y miedo en rutina para las víctimas.

A pesar de que cada vez se da más importancia a la convivencia y se dedica más tiempo para confeccionar y concretar los planes de convivencia y disciplina de los centros escolares, vemos que la cifra que se baraja sobre los posibles casos de acoso es bastante elevada.

Entre los más pequeños y los adolescentes surgen y se afrontan riñas, mofas y pequeños enfrentamientos, que, aunque hay que intentar evitarlos, podemos decir, entre comillas, que forman parte del ambiente pueril de los chicos y que suelen ser fruto del egocentrismo, el liderazgo o la competitividad, entre otros. En la mayoría de ocasiones, para que las cosas vuelvan a la normalidad y cesen algunas conductas no deseadas, es suficiente con llamar la atención, reflexionar respecto a lo sucedido o bien proponer un castigo o sanción en función de la gravedad de los hechos.

No obstante, ciertas situaciones ofensivas son difíciles de percibir y a menudo no se denuncian por miedo, lo que provoca que las víctimas sufran en solitario llegando a vivir momentos insostenibles. En este sentido, cuando se generan  comportamientos agresivos con la intención de hacer daño, persisten en el tiempo y van acompañados de abuso de poder, se considera acoso. Por la información que llega al Teléfono contra el Acoso, es evidente que estos casos existen.

Ante un desencuentro entre niños hay que intervenir para solucionar el problema, pero también es verdaderamente importante enseñar acciones y cauces para mitigarlo o solventarlo por sí mismos. Bajo esta perspectiva, consideramos que es necesario que los centros escolares realicen propuestas para formar a toda la comunidad educativa en temas relacionados con la empatía, la solidaridad, el respeto, el diálogo y la mediación, con el propósito de evitar conflictos y aprender a resolverlos de forma pacífica en caso de existir.

Desde nuestro punto de vista, entendemos que es imprescindible concienciar a los alumnos de que las disputas y los enfrentamientos están presentes en la vida cotidiana y hay que aprender a convivir con ello, es decir, han de ser capaces de proponer soluciones frente a situaciones de desencuentro o desafiantes, en vez de buscar culpables o responder de forma agresiva.

Estamos de acuerdo que frente al acoso no podemos mostrarnos indiferentes, y mucho menos en la escuela, pero hay que analizar los casos, pues tampoco se pueden denunciar como acoso situaciones donde las conductas violentas o de desencuentro se han producido de forma espontánea y esporádica, y muchas veces ni siquiera existe abuso de poder, ya que se generan entre iguales que mantienen condiciones similares.

Podríamos preguntarnos si en la actualidad hay más casos de hostigamiento que hace algunos años, cosa que es difícil responder, ya que hoy en día salen a luz más casos debido a la puesta en funcionamiento del Teléfono del Acoso y a lo mediático que es el tema, pero realmente desconocemos si se producen más o menos situaciones de este tipo. Independientemente de las comparativas que se puedan establecer, lo cierto es que, si consideramos la cifra de posibles casos de acoso que apunta el Ministerio de Educación, 5.557, nos parece que son demasiados y que cada vez se dan a conocer más sucesos que han sido constatados a través de los medios de comunicación y que en muchas ocasiones no han tenido un buen final.

Ahora bien, si en los centros educativos se realizan actividades de prevención, se ofrecen charlas informativas y formación en mediación educativa por qué el acoso escolar está tan presente en nuestras aulas. La experiencia nos dice que la falta de habilidades sociales, la sobreprotección, las redes sociales y el mal uso que se hace de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación tienen mucho que ver, pues el daño que se hace a través de las mismas cuando se difama, insulta o humilla a alguien y se publica, se puede hacer viral y desvirtuar la realidad. Nos parece que estos son otros aspectos a tener en cuenta sobre los que hay que trabajar. Por supuesto, los educadores tienen que seguir concienciando a los alumnos para que los casos de acoso disminuyan y se puedan detectar lo antes posible.

7 Mayo 2021 1
Sapere audae (atrévete a pensar)

LA EDUCACIÓN SEMIPRESENCIAL A DEBATE

LA EDUCACIÓN SEMIPRESENCIAL A DEBATE.

Autora: Maria Jose Daniel Huerta.

 

El curso pasado tuvo que clausurarse trabajando a distancia en la mayor parte de nuestro país. La realidad es que la COVID-19 ha generado una evidente revolución en todos los ámbitos sociales. Particularmente en el educativo, en especial al sector docente, le ha obligado a modificar su modo de trabajar para hacer compatible la enseñanza con las medidas sanitarias requeridas.

Cierto es que, tras el periodo estival, las comunidades autónomas afrontaron el inicio del curso actual (2020/2021) debatiendo, sobre todo para la etapa de secundaria, cuál sería la forma de enseñanza más acertada ante el panorama abundante de incertidumbres que se presentaba. Se barajaron distintas opciones, entre ellas la enseñanza semipresencial, alternativa que generaba muchas dudas, dado que las referencias que se tenían de cómo había funcionado la enseñanza online efectuada durante el confinamiento no eran altamente fiables, pues hay que reconocer que los resultados académicos reales fueron enmascarados. Por un lado, las dificultades de algunos alumnos y profesores con el manejo de las tecnologías y los fallos de las líneas de comunicación provocaron que el profesorado no fuese rigurosamente estricto en la evaluación; por otro lado, la “excesiva” ayuda con la que contaron muchos alumnos, brindada por sus familiares, en la realización de las tareas educativas, hicieron que desconozcamos los verdaderos niveles académicos conseguidos. 

Leer más
1 abril 2021 1
Sapere audae (atrévete a pensar)

EDUCACIÓN EMOCIONAL EN LA ESCUELA

EDUCACIÓN EMOCIONAL EN LA ESCUELA.

Autora: Maria Jose Daniel Huerta.

 

Con anterioridad a la pandemia ya se hablaba de la importancia de la educación emocional en los niños, incluso, en algún momento, se barajó la posibilidad de introducirla en el currículo escolar para enriquecer las competencias socioemocionales con la intención de beneficiar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Actualmente, la indeseada presencia de la COVID-19 ha causado gran impacto a nivel psicológico en todos los sectores de la población. Según el informe Promoción del bienestar socioemocional de los niños y los jóvenes durante la crisis (2020) de la Unesco, la falta de socialización, la pérdida de allegados, la clausura de los colegios prolongada más allá de tres meses, las difíciles situaciones por las que han pasado algunas familias tras perderse muchos puestos de trabajo, la imposibilidad de salir a la calle todo lo que se quiere, etc., ha generado respuestas emocionales negativas como: estrés, ansiedad, incertidumbre, temor…, en niños y en personas adultas. Esta sucesión de acontecimientos ha llevado a que, a nivel internacional, se apueste por trabajar las habilidades socioemocionales en toda la comunidad educativa sin exclusión, concerniendo tanto a profesores como alumnos y familias.

Leer más
1 Febrero 2021 2
Sapere audae (atrévete a pensar)

¿DÓNDE ESTA LA BRECHA DIGITAL?

¿DÓNDE ESTA LA BRECHA DIGITAL?.

Autora: Maria Jose Daniel Huerta.

 

El confinamiento ordenado por el Gobierno el mes de marzo del año pasado provocó que los alumnos y el profesorado realizaran gran parte del curso 2019/2020 a distancia, usando las tecnologías. Mucho se ha hablado desde entonces de la brecha digital. Es un asunto de gran importancia, las Tecnologías de la Información y de la Comunicación son fundamentales para la sociedad actual, acercan la información a los lugares más remotos, favorecen la comunicación ciudadana y ofrecen infinitas posibilidades de acción a nivel laboral.     

Es evidente que el proceso de digitalización no se está ejecutando de forma igualitaria por todo el mundo, los recursos, las prioridades y los intereses marcan las variadas políticas seguidas por cada país. Según el Instituto Nacional de Estadística, algo más del 90% de los hogares de España goza de acceso a Internet. Por tanto, y sin despreciar ese casi 10% de familias que no disfrutan de este acceso, creo que la brecha digital que afecta a los españoles incide fundamentalmente en el grado de conocimiento que cada uno posee para utilizarlas apropiadamente y sacarles el mayor fruto posible.      

 

Como profesora que trabaja en la enseñanza obligatoria y en la universitaria, he comprobado durante la pandemia que existen dificultades para manejar provechosamente las herramientas digitales que poseemos.

Leer más
Revista