LA ESTRELLA DE BELÉN

03 diciembre 1

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 2, 10.

Basílica de San Apolinar Nuovo, en Rávena, Italia: «Los Tres Reyes Magos «. Mosaico del año 526 d.C. por el llamado «Maestro de San Apolinar»

AUTOR: Raúl Aguilar Gil.

«Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, unos sabios llegaron de oriente a Jerusalén, preguntando. ¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarlo. …..Después de oir al rey, se fueron; y la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que vino a pararse encima del lugar donde estaba el niño.»

Tras el Sol y la Luna el objeto celeste que más representamos en todo el mundo es la estrella que guió a los reyes magos en su camino hacia Belén. Pero ¿existió en realidad tan astro?, si fue así ¿de qué objeto se trataba?

La identidad de la Estrella de Belén ha sido objeto de debate entre teólogos, astrónomos y filósofos durante siglos y es que son varios los posibles eventos que podrían haber acontecido en el cielo sobre el año 1 de nuestra era.

Por un lado están los meteoritos, pero éstos presentan el inconveniente de su fugacidad, por muy grande que sea un meteoro sólo será visible durante unos segundos (y más vale que no sea demasiado grande, y si no que pregunten a los dinosaurios). Así que descartando la posibilidad de que fuese un meteorito vamos a buscar algo un poco más “duradero”.

Lo primero que nos viene a la cabeza es un cometa, sobre todo porque éstos tienen cola y todo el mundo tiende a representar la Estrella de Belén con una estela tras ella. De tratarse de un cometa debería ser un cometa muy brillante, claramente visible a simple vista, y que se sepa por esas fechas sólo se vio el Halley, pero lo hizo en el año 12 a.C., demasiado pronto para que sea nuestro candidato ideal a ser la Estrella de Belén, y no hay registros de más cometas en fechas posteriores, así que vamos a buscar otro fenómeno.

Otra posibilidad es una supernova, ya que existen menciones de astrónomos chinos de una supernova entre los años 5 y 4 a.C, pero éstas dejan un remanente de materia en el espacio que no ha sido encontrado, así que descartamos también esta hipótesis.

La última teoría con suficiente peso es una conjunción planetaria, por ejemplo en el año 6 a.C. se produjo una conjunción de Marte, Júpiter y Saturno, pero la fecha resulta algo temprana y además estos planetas no se acercaron tanto como para parecer un único cuerpo celeste, cosa que sí sucedió el 12 de agosto de del año 2 a.C. con Venus y Júpiter (los dos objetos más brillantes tras el Sol y la Luna). Ese día, antes del amanecer ambos planetas emergieron por el horizonte tan próximos que a simple vista no se podían diferenciar.

Otros datos que apoyan dicha conjunción como candidata a ser la Estrella de Belén son que se produjo en la constelación de Leo, símbolo de realeza y poder, lo que para los astrólogos debió significar el nacimiento de un nuevo rey.

03 diciembre 2

Conjunción de Júpiter y Venus, hacia el este, al amanecer del día 8 de diciembre del año 2 a.C.

Además esta conjunción se vio por primera vez antes de amanecer, es decir, por el horizonte este, oriente, de ahí que se la llamase “la Estrella de Oriente”, pero podríamos pensar que desde Arabia desde donde se supone que vienen los reyes magos Belén está al oeste, entonces ¿cómo dicha conjunción puede llevarnos hacia occidente?

La explicación es que en las semanas siguientes a la conjunción mientras Venus sigue saliendo al lado del Sol, al este, antes del amanecer Júpiter cada vez está más alto en el horizonte, cruzando el cielo hasta situarse al oeste en el momento antes del alba a principios de enero del año siguiente.

03 diciembre 3

Júpiter hacia el oeste al amanecer del 6 de enero del año 1 a.C.

Resumiendo, de todas las posibles explicaciones sobre qué fue la Estrella de Belén, la que tiene más fuerza es la conjunción de los planetas Venus y Júpiter acontecida en el año 2 a.C.

Las imágenes mostradas son capturas de pantalla del programa, gratuito de código abierto, «Stellarium» en las que simplemente configurando la fecha se muestra lo explicado anteriormente. Si no conocéis el programa os animo a descargarlo y probarlo, es una maravilla 😉

Astronomia

CONSTELACIONES

AUTOR: Raúl Aguilar Gil. A la mayoría de la gente no le extrañaría leer la definición de constelación como un conjunto de estrellas que unimos mediante líneas imaginarias para formar una figura que históricamente se ha relacionado con algún personaje de la mitología griega. Pero este planteamiento es erróneo, te invitamos a seguir leyendo para […]

Leer más
Artículo 12. Imagen 1
Astronomia

EXOPLANETAS

EXOPLANETAS.

Autor: Raúl Aguilar Gil.

 

La Tierra, nuestro planeta, orbita en torno al Sol junto a nosotros otros siete planetas más. Si el Sol es una estrella como cualquier otra, y tiene planetas, no es descabellado pensar que alrededor de otras estrellas también puede haberlos.

Y así es. Hasta la fecha se han descubierto y catalogado más de 4000 exoplanetas, el primero de todos ellos “51 Pegasi b”, descubierto en 1995, hito por el cual sus descubridores, Michel Mayor y Didier Queloz, ganaron el Premio Nobel de Física.

  1. ¿Cómo se descubre un exoplaneta?

Hay varias técnicas de detección de exoplanetas, la primera de ellas y más evidente, pero menos eficaz es la observación directa.

Observar un exoplaneta a simple vista con los telescopios que tenemos hoy en día es prácticamente imposible. Imaginemos que situásemos el mayor planeta del sistema solar, Júpiter, en la estrella más cercana, Próxima Centauri. Observar este supuesto exoplaneta sería como intentar ver un guisante a 50 km de distancia.

Pero no es la enorme distancia el principal inconveniente, es la falta de luz. Los planetas no emiten luz propia, reflejan la luz de su estrella, que además de ser tenue se va dispersando a medida que viaja por el espacio. En el ejemplo anterior sería cómo intentar ver una bombilla a 20 veces la distancia de la Luna.

Otros problemas adicionales de tratar de ver directamente un exoplaneta es la turbulencia atmosférica o el enorme brillo cegador de la estrella en torno al cual orbitan.

Pero a pesar de todos estos inconvenientes se ha conseguido. Este que aquí se muestra es 2M1207 b, el primer planeta extrasolar fotografiado (en un tono rojizo) orbitando alrededor de una estrella enana marrón (en blanco).

Leer más
Artículo 11. Imagen 1
Astronomia

AGUJEROS NEGROS

AGUJEROS NEGROS.

Autor: Raúl Aguilar Gil.

 

El pasado mes de abril de 2019 y tras meses de trabajo de un grupo de más de 200 científicos, lo responsables de la iniciativa EHT (siglas en inglés de “Telescopio del Horizonte de Sucesos”) publicaron la primera fotografía de un agujero negro.

Para lograr esta histórica imagen se combinaron los datos de ocho radiotelescopios repartidos por todo el mundo: Chile, USA, México, Antártida o Sierra Nevada (España).

Llegados a este punto nos surgen varias dudas, que vamos a intentar responder:

  1. Para empezar, ¿qué es exactamente un agujero negro?, ¿es realmente un agujero en el universo?

Como ya comentamos en otra entrada, cuando una estrella supermasiva muere puede dar lugar a una esfera con una masa increíblemente elevada y por tanto con una gravedad inmensa, tanta que ni siquiera la luz puede escapar de ella, lo que hace que sea “negro”. Si un objeto ni emite luz ni la refleja entonces será negro.

Leer más
Revista