CONSTELACIONES

AUTOR: Raúl Aguilar Gil.

A la mayoría de la gente no le extrañaría leer la definición de constelación como un conjunto de estrellas que unimos mediante líneas imaginarias para formar una figura que históricamente se ha relacionado con algún personaje de la mitología griega. Pero este planteamiento es erróneo, te invitamos a seguir leyendo para descubrir qué es una constelación, qué clasificaciones podemos encontrar, cuántos signos debería tener el horóscopo y otras curiosidades relacionadas con las constelaciones.

1.-¿Qué es una costelación?

Identificar una constelación como una constelación con una figura formada imaginariamente por un conjunto de estrellas es una práctica tan extendida como equivocada. Y es que una constelación no es otra cosa que una región del cielo.

Toda la bóveda celeste se puede dividir en parcelas, oficialmente está dividido en 88 regiones, y es cada una de estos sectores lo que se denomina constelación. Es cierto que estas regiones son irregulares y se han hecho coincidir con los conjuntos de estrellas más brillantes, pero para ser puristas constelación es la parcela de la bóveda celeste, mientras que al conjunto de estrellas unidos por una línea imaginaria (dentro de cada constelación) se le llama Aterismo.

Antiguamente, hace ya casi dos milenios, Ptolomeo catalogó, en su tratado Almagesto, 1022 estrellas agrupadas 48 constelaciones, seguramente identificadas mucho antes por otras civilizaciones previas. Pero no fue hasta 1930 cuando la Unión Astronómica Internacional definió el actual catálogo de 88 constelaciones estableciendo unos límites claros entre región del cielo y su contigua.

2.-¿Cómo podemos clasificar las costelaciones?

No vamos a entrar en excesivos tecnicismo científicos a la hora de estudiar los criterios según los cuales podemos clasificar una constelación. Nos centraremos en dos categorías principales: zodiacales o no zodiacales y circumpolares y no circumpolares.

  • Constelaciones zodiacales y no zodiacales.

Año tras año la Tierra gira alrededor del Sol siguiendo siempre el mismo recorrido, lo que hace que, visto desde la Tierra, el Sol realice un recorrido sobre el fondo de estrella.

Dicho de otra manera, si por un momento pudiéramos reducir el brillo del sol de manera que se viesen las estrellas de día, podríamos comprobar que éste se encuentra en una determinada región del cielo, en una determinada constelación. Esta posición va cambiando día tras día, de manera que transcurrido un año se vuelve a repetir.

En rojo la eclíptica, recorrido que hace Sol por la bóveda celeste

Cada una de las constelaciones sobre las cuales se sitúa el Sol en algún momento del año se les conoce como constelaciones zodiacales, y no son doce, si no trece.

A los doce “horóscopos” que estamos habituados a ver en publicaciones relacionadas con la astrología (Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis) debemos añadir Ofiuco puesto que el Sol se encuentra en dicha constelación entre los días 30 de noviembre y 17 de diciembre, y por tanto es una constelación zodiacal.

  • Constelaciones circumpolares y no circumpolares.

No todas las constelaciones son visibles desde todos los puntos de la Tierra, así desde la Península Ibérica nunca podremos ver constelaciones propias del hemisferio sur tales como la Cruz del sur, el Fénix o el Microscopio. Esto se debe a que se a que se sitúan “debajo” de la Tierra y por tanto en el hemisferio norte nunca las tendremos sobre nuestras cabezas.

Si nos situásemos justo en el polo norte celeste (en eje de rotación de la Tierra), tendríamos por tanto la estrella Polar sobre nuestras cabezas, seríamos capaces de ver todas las estrellas que se encuentran por encima de ecuador celestes, el resto quedarían todo el año ocultas por debajo del horizonte.

En cambio sin descendemos a latitudes más meridionales, pero aún en el hemisferio norte, como por ejemplo en España, habrá algunas constelaciones, propias del hemisferio sur, pero que serán visibles en algún momento del año, y otras, que serán visibles todo el año.

Son éstas últimas, las que resultan visibles durante todo el año desde un determinado lugar, las constelaciones circumpolares de esa ubicación.

Por ejemplo, desde la Península Ibérica son constelaciones circumpolares la Osa Mayor, la Osa Menor, Casiopea, el Dragón,… y son constelaciones que se ven solo en determinadas épocas de año Escorpio, Orión, Sagitario, Géminis o el Cisne.

3.-Para terminar un par de curiosidades.

El alfabeto griego es utilizado para enumerar las estrellas de una constelación, de manera que la más brillante será al alfa de dicha constelación, la segunda más brillante la beta, luego la gamma, delta… Así por ejemplo alfa Ursae Minoris, es decir la estrella más brillante de la Osa menor, es la estrella Polar.

En cambio el término “constelación” proviene del latín constellatio cuyo significado literal es grupo de estrellas.

Las constelaciones servían a las antiguas civilizaciones a modo de calendario, para saber cuando plantar o cosechar, y permitía a navegantes y comerciantes orientarse durante las noches.

Artículo 12. Imagen 1
Astronomia

EXOPLANETAS

EXOPLANETAS.

Autor: Raúl Aguilar Gil.

 

La Tierra, nuestro planeta, orbita en torno al Sol junto a nosotros otros siete planetas más. Si el Sol es una estrella como cualquier otra, y tiene planetas, no es descabellado pensar que alrededor de otras estrellas también puede haberlos.

Y así es. Hasta la fecha se han descubierto y catalogado más de 4000 exoplanetas, el primero de todos ellos “51 Pegasi b”, descubierto en 1995, hito por el cual sus descubridores, Michel Mayor y Didier Queloz, ganaron el Premio Nobel de Física.

  1. ¿Cómo se descubre un exoplaneta?

Hay varias técnicas de detección de exoplanetas, la primera de ellas y más evidente, pero menos eficaz es la observación directa.

Observar un exoplaneta a simple vista con los telescopios que tenemos hoy en día es prácticamente imposible. Imaginemos que situásemos el mayor planeta del sistema solar, Júpiter, en la estrella más cercana, Próxima Centauri. Observar este supuesto exoplaneta sería como intentar ver un guisante a 50 km de distancia.

Pero no es la enorme distancia el principal inconveniente, es la falta de luz. Los planetas no emiten luz propia, reflejan la luz de su estrella, que además de ser tenue se va dispersando a medida que viaja por el espacio. En el ejemplo anterior sería cómo intentar ver una bombilla a 20 veces la distancia de la Luna.

Otros problemas adicionales de tratar de ver directamente un exoplaneta es la turbulencia atmosférica o el enorme brillo cegador de la estrella en torno al cual orbitan.

Pero a pesar de todos estos inconvenientes se ha conseguido. Este que aquí se muestra es 2M1207 b, el primer planeta extrasolar fotografiado (en un tono rojizo) orbitando alrededor de una estrella enana marrón (en blanco).

Leer más
Artículo 11. Imagen 1
Astronomia

AGUJEROS NEGROS

AGUJEROS NEGROS.

Autor: Raúl Aguilar Gil.

 

El pasado mes de abril de 2019 y tras meses de trabajo de un grupo de más de 200 científicos, lo responsables de la iniciativa EHT (siglas en inglés de “Telescopio del Horizonte de Sucesos”) publicaron la primera fotografía de un agujero negro.

Para lograr esta histórica imagen se combinaron los datos de ocho radiotelescopios repartidos por todo el mundo: Chile, USA, México, Antártida o Sierra Nevada (España).

Llegados a este punto nos surgen varias dudas, que vamos a intentar responder:

  1. Para empezar, ¿qué es exactamente un agujero negro?, ¿es realmente un agujero en el universo?

Como ya comentamos en otra entrada, cuando una estrella supermasiva muere puede dar lugar a una esfera con una masa increíblemente elevada y por tanto con una gravedad inmensa, tanta que ni siquiera la luz puede escapar de ella, lo que hace que sea “negro”. Si un objeto ni emite luz ni la refleja entonces será negro.

Leer más
Artículo 10. Imagen 1
Astronomia

EL ORIGEN DEL SISTEMA SOLAR

EL ORIGEN DEL SISTEMA SOLAR.

Autor: Raúl Aguilar Gil.

 

El Sistema Solar es el conjunto formado por el Sol, los 8 planetas que le orbitan (recordamos que Plutón perdió dicha categoría en 2006) y otros muchos objetos tales como Planetas enanos (el propio Plutón, Eris, Makemake, Ceres y Haumea), asteroides y cometas.

Nuestro sistema planetario está ubicado en la Vía Láctea, aproximadamente a unos 26000 años luz del centro de la misma, donde se encuentra el agujero negro supermasivo de Sagitario. El sistema solar se encuentra en el brazo de Orión, que se encuentra entre otros dos brazos más grandes, el brazo de Perseo y el brazo de Sagitario.

Leer más
Revista