¿QUE ES LA MODERNIDAD LIQUIDA?

07 Abril 2019 01

  Autora: Rosa Fernández Pérez.

           

“La cultura de la modernidad líquida ya no tiene un populacho que ilustrar y ennoblecer, sino clientes que seducir”.

Zygmunt Bauman

 

            Una pequeña reflexión por el mundo “liquido” que retrata Zygmunt Bauman en sus libros y teorías. Zygmunt Bauman fue un sociólogo polaco y profesor en varias Universidades. Es conocido a nivel mundial por sus teorías sobre la “modernidad líquida”. Según Bauman: “Los sólidos conservan su forma y persisten en el tiempo: duran; mientras, los líquidos no son uniformes y se transforman constantemente: fluyen”. En estos tiempos actuales todo es voluble, parecen no existir proyectos acabados, ni referentes, ni valores, ni vínculos a los que aferrarse y por tanto, una incertidumbre continua. Todo lo que tenemos es cambiante y con fecha de caducidad. Esta situación nos lleva a buscar nuestra identidad continuamente, y tomando decisiones en las que creemos tener una “gran libertad”, aunque realmente este mundo actual globalizado está estrechamente controlado.

Analicemos esta “codiciada libertad” de la que parecemos disfrutar en este mundo “líquido”:

            Nuestras vidas necesitan una inmediatez, que junto con la incertidumbre que tenemos en todos los parámetros de nuestra existencia, nos va produciendo cada vez más ansiedad. Esta sensación parece calmarse con el “consumismo”. Esta acción parece ser la expresión de una diferenciación personal. ¿el consumo es el que nos diferencia? Reflexionemos sobre ello: pensemos en lo último en moda: “colección nueva para la temporada de verano”; lo último en móviles “el nuevo e-phone”; lo último en juguetes, etc…  La adquisición de estos deseos parece hacernos sentir incluidos y aceptados por parte de la sociedad en la que nos encontramos. Este deseo también responde al siguiente llamamiento que se nos hace: “Date prisa en comprar porque no hay tiempo que perder”. Y no solo eso, “Usted elige este producto porque es realmente libre de poder hacerlo”. 

¿Realmente en esto se basa nuestra libertad?

Hay muchas definiciones de lo que es la libertad, pero en general, podemos precisar que es la capacidad de autodeterninarse, de responsabilizarse de las decisiones del futuro y de solventar, por uno mismo, los problemas que le invaden. A partir de esta definición pensemos cuál es nuestra libertad actual.

El mundo laboral en esta vida “líquida”:

            El trabajo en este sistema económico presente, parece que no es la satisfacción personal de desarrollarnos en la materia que nos gusta, ni un medio de lograr seguridad e independencia, y, no solo eso, ya que, en numerosas ocasiones, no nos ofrece ni los medios suficientes para vivir. Los negocios, las empresas globalizadas y todo el sistema del mercado, están produciendo unos trabajos cada vez más precarios, donde el sueldo laboral no es garantía de bienestar ni de subsistencia. Las empresas se han vuelto tan poderosas que han ocupado y privatizado todo el mundo político y social. Este poder adquirido por las grandes compañías empresariales produce deslocalización de la producción, flexibilización y desregularización del mercado laboral, además de la pérdida clara del poder de negociación de los trabajadores. En esta sociedad líquida el compromiso es lo primero que falla, nadie quiere compromiso a largo plazo sino le aporta seguridad. Como dice Zygmunt Bauman, “Estamos presionados constantemente por dos valores opuestos y necesarios: libertad y seguridad. La seguridad sin libertad nos convierte en esclavos.”

            El Estado, en esta sociedad en la que nos encontramos, no salvaguarda los derechos y libertades de los ciudadanos. Esto es así porque es el capital es el centro, tanto de la vida pública como privada.

Los migrantes en este mundo “líquido”

            Los migrantes son aquellas personas a los que Bauman define en su libro como: “Extraños llamando a la puerta”. Estos sujetos que en los tiempos actuales se han convertido en la mayor amenaza de la vida occidental. Este peligro tan grande del que esta sociedad occidental quiere escapar son: niños ahogados huyendo de sus hogares, personas que no tienen que comer, que buscan refugio de la brutalidad de las guerras y del hambre, son hombres y mujeres que han sido privados de su tierra porque una multinacional de los países desarrollados se la ha arrebatado, jóvenes que quieren estudiar, y vivir dignamente.

            Para nuestra sociedad actual estas personas representan miedo e intranquilidad. Son algo diferente a los estamos acostumbrados a ver. Nos recuerdan que la vida puede ser diferente a la que poseemos, que somos frágiles y lo podemos perder todo. Nos evoca que podemos ser víctimas de guerras, de catástrofes ambientales, de persecuciones, de bancarrota económica o de un lugar sin futuro.

            Nos pone delante de nuestros ojos una responsabilidad en la que no anhelamos pensar ni queremos plantearnos. Así, hemos de remediar este escenario lleno de extraños que aparecen en nuestras tierras. ¿Cómo lo hacemos?. Simplemente echándolos y convenciéndonos a nosotros mismos que, “algo mal habrán hecho” y que no los queremos aquí. En definitiva, son una invasión para nuestra “tranquilidad” y “aparente buena vida”.

 

2 ENER 2022
Un compromiso para la sostenibilidad

ECONOMIA SOCIAL SOLIDARIA

ECONOMIA SOCIAL SOLIDARIA.

Autora: Rosa Fernández Pérez.

   

En la actualidad hablar de economía social, parece una invención más que una realidad. El término hace pensar en una economía distanciada del logro de una rentabilidad monetaria.  A pesar de la percepción del vocablo, este tipo de economía existe y está regulada en una norma. La ley la define como el conjunto de las actividades económicas y empresariales, que en el ámbito privado llevan a cabo aquellas entidades que, de conformidad con los principios recogidos en el artículo 4, persiguen bien el interés colectivo de sus integrantes, bien el interés general económico o social, o ambos (artículo 2 de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social).

Por tanto, esta economía está formada por empresas y entidades que realizan actividades en el ámbito privado, pero con características diferentes a las llamadas empresas del capital. Son “una forma diferente de hacer empresa”. Esta diferencia se manifiesta en su compromiso fundacional con una serie de valores y principios de actuación que constituyen su lógica organizativa y su actividad empresarial en base a los siguientes elementos: a) una clara preeminencia de las personas sobre el capital; b) la apuesta por la autonomía y democracia en la gestión; c) la solidaridad (interna y externa) y; d) la prioridad del servicio a sus miembros y a la comunidad por encima de la consecución de beneficios (Monzón, 2003; Chaves et. al, 2003).

Leer más
1 Nov 2021 1
Un compromiso para la sostenibilidad

EL ABANDONO DE NUESTROS PUEBLOS TIENE CONSECUENCIAS

EL ABANDONO DE NUESTROS PUEBLOS TIENE CONSECUENCIAS

Autora: Rosa Fernández Pérez.

   

                                                           “La Tierra ofrece lo suficiente como para satisfacer lo que cada hombre necesita, pero no para lo que cada hombre codicia” (Gandhi)

El libro de Sergio del Molino ha dado nombre a amplias zonas de la España interior: “la España vacía”, y también ha avivado la discusión política, social y económica sobre la pérdida de población de las zonas rurales. Un medio rural que supone el 80% del territorio español, pero en él solo vive el 20% de la población, y esa cifra va en descenso[i]. Cifras alarmantes que han llevado a  hablar de la “no rentabilidad económica” de ciertos servicios en los pueblos, como la sanidad, educación, transporte público, etc…

Históricamente, desde los años 50 y 60 con el comienzo de la industrialización, en España comenzó el proceso de despoblación del mundo rural, que produjo un desplazamiento progresivo de personas de los pueblos a la ciudad. En un primer momento, las ciudades se construyen para albergar a trabajadores de las nuevas fábricas e industrias, construyendo para ello, bloques de viviendas rápidas y en vertical, para alojar a la mayor cantidad de personas posibles en el menor espacio. Construcciones y formas de diseño de viviendas y edificios que favorece una vida urbana generadora de desinterés por lo que le sucede al otro (Luja y otros, 2014).  Estas aglomeraciones de población en núcleos urbanos pasan a convertirse en residencias para ciudadanía que debe producir, además de lugares que favorecen el aislamiento de las personas, la insensibilidad en todo aquello que no sean intereses personales y la desafección de lo público (Camps, 1993).

Leer más
4 mayo 2021
Un compromiso para la sostenibilidad

ETAPA DE INCERTIDUMBRE O DE CERTIDUMBRE: ES CUESTION DE PERSPECTIVA

ETAPA DE INCERTIDUMBRE O DE CERTIDUMBRE: ES CUESTION DE PERSPECTIVA.

 

Autora: Rosa Fernández Pérez.

    La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes

 (John Lennon)

Vives en un mundo organizado, o al menos, eso crees. Todo tiene sus leyes, sus espacios, su simbología y así te sientes sereno, porque este “aparente” orden te ofrece tranquilidad. Aunque existan tormentas, terremotos, enfermedades, … ansias el equilibrio que desprende la inercia de lo conocido. Esta distribución del orden se establece desde el mundo de lo material. Así, te sientes sereno con tus sitios de ocio, tus lugares de compra, tu nuevo móvil, tu nuevo traje, …; y el consumir y ver a personas por las calles te da la sensación de alegría y de progreso.

 Este progreso alimentado desde el capital, parece que te reporta grandes beneficios materiales, pero no piensas en todas las desventajas sociales que van asociadas a él. Los valores culturales y sociales, el valor de la sabiduría, el cuidado del pensamiento, del conocimiento y los grandes pensamientos filosófico, han sido suplantados por un sistema racional, que generó, lo que Weber[1]  llamó “desencantamiento” del mundo. 


[1] Weber, Max (1864-1920), fue un sociólogo, filósofo, economista, jurista, historiador y politólogo alemán, considerado uno de los fundadores del estudio moderno de la sociología y la administración pública,

  

Leer más
Revista