Aproximación a lo que representa el profesorado asociado en la Universidad española

05 Enero 2020 01

  Autora: Rosa Fernández Pérez.

           

«Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar

en el bello y maravilloso mundo del saber»

(Albert Einstein).

En un primer momento, detengámonos en lo que determina la legislación en materia de universidades. Actualmente, la norma vigente es la ley orgánica 4/2007, de 12 de abril, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, pretendía superar deficiencias de la Universidad. Esta legislación establece que son las Comunidades Autónomas las responsables de la política universitaria, dentro de la autonomía que tienen estas entidades educativas. El objetivo de todos los cambios normativos pretende mejorar la calidad de las Universidades españolas y aumentar “la rendición de cuentas” sobre el cumplimiento de sus funciones. Todos los cambios pretenden impulsar la modernización de estas instituciones educativas superiores, con el propósito de convertirlas en elementos activos para la transformación de España en la sociedad del conocimiento y ser, sobre todo, las transmisoras esenciales de los valores.

El tema es muy amplio, pero aquí solo se va a poner el foco en un tipo de profesorado, el asociado. Dentro de esta normativa, se regula la figura del personal docente. Vamos a detenernos en los “profesores asociados” (artículo 53). Este tipo de profesorado son, según la ley, “especialistas de reconocida competencia que acrediten ejercer su actividad profesional fuera del ámbito académico universitario”. Los profesores asociados se pretenden que sean aquellos que, aporten al estudiante, conocimientos profesionales y una visión práctica de lo que es el mundo laboral.   

Este planteamiento que, a simple vista, parece oportuno, resulta necesario analizar si realmente lo ha conseguido. Justificado o no, las circunstancias económicas y falta de recursos de la Universidad, ha incrementado el número de profesores asociados, pero ¿por qué de este tipo de profesorado?

La Universidad Pública española no ha disminuido su calidad, según los estudios realizado por los órganos competentes en materia educativa. No obstante, lo que este análisis no dice es que, el mantenimiento de la calidad es a costa de todos los tipos de profesores que trabajan en ella. El profesorado que más se incrementa es el asociado. Legalmente debe ser un profesional que trabaje fuera del ámbito universitario. Figura que, en ocasiones, es ¿ilegal?, ya que, estudiantes que terminan el doctorado, para continuar en la universidad, se los contrata como asociados. Para cumplir con la ley, deben darse de alta de autónomos, justificando así, un trabajo fuera del ámbito universitario. Este hecho se ha “normalizado” en las universidades españolas, llamándolos “falsos autónomos”.  05 ENERO 2020 02

                Esta circunstancia se une al hecho del sueldo que percibe este tipo de profesorado, siendo la media entre 350 y 650€ al mes (importe que cambia dependiendo de la Comunidad Autónoma). Según los datos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, el profesorado asociado representaba en el curso 2016-2017, un 43.3% (sin contar el asociado de salud).

Todo esto lleva consigo, profesorado temporal, mal pagado, con carga docente como otro que tiene contrato definitivo en la Universidad, sin posibilidad de investigar (salvo que lo haga en el poco tiempo libre que tiene) y sin posibilidad de realizar carrera universitaria.  

Este tipo de profesores, que se crearon como algo excepcional, se ha convertido en la norma. Con estos breves datos se entiende que, la educación superior no puede depender de la “vocación” de determinados profesionales, sostenida desde su precariedad.

Estos pequeños detalles (faltan análisis más profundos sobre otros temas), deben permitir analizar si la educación universitaria es todo lo “superior” que se pretende. Se quieren formar estudiantes críticos, formados para la vida, con conocimientos para su integración profesional, etc, …  , o, ¿realmente ese no es el objetivo?, quizás ¿solo se quiere repartir “títulos”?. ¡Cuidado con la “titulitis”

                                  La educación es la llave para abrir la puerta dorada de la libertad (Whasington Carve). 

2 ENER 2022
Un compromiso para la sostenibilidad

ECONOMIA SOCIAL SOLIDARIA

ECONOMIA SOCIAL SOLIDARIA.

Autora: Rosa Fernández Pérez.

   

En la actualidad hablar de economía social, parece una invención más que una realidad. El término hace pensar en una economía distanciada del logro de una rentabilidad monetaria.  A pesar de la percepción del vocablo, este tipo de economía existe y está regulada en una norma. La ley la define como el conjunto de las actividades económicas y empresariales, que en el ámbito privado llevan a cabo aquellas entidades que, de conformidad con los principios recogidos en el artículo 4, persiguen bien el interés colectivo de sus integrantes, bien el interés general económico o social, o ambos (artículo 2 de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social).

Por tanto, esta economía está formada por empresas y entidades que realizan actividades en el ámbito privado, pero con características diferentes a las llamadas empresas del capital. Son “una forma diferente de hacer empresa”. Esta diferencia se manifiesta en su compromiso fundacional con una serie de valores y principios de actuación que constituyen su lógica organizativa y su actividad empresarial en base a los siguientes elementos: a) una clara preeminencia de las personas sobre el capital; b) la apuesta por la autonomía y democracia en la gestión; c) la solidaridad (interna y externa) y; d) la prioridad del servicio a sus miembros y a la comunidad por encima de la consecución de beneficios (Monzón, 2003; Chaves et. al, 2003).

Leer más
1 Nov 2021 1
Un compromiso para la sostenibilidad

EL ABANDONO DE NUESTROS PUEBLOS TIENE CONSECUENCIAS

EL ABANDONO DE NUESTROS PUEBLOS TIENE CONSECUENCIAS

Autora: Rosa Fernández Pérez.

   

                                                           “La Tierra ofrece lo suficiente como para satisfacer lo que cada hombre necesita, pero no para lo que cada hombre codicia” (Gandhi)

El libro de Sergio del Molino ha dado nombre a amplias zonas de la España interior: “la España vacía”, y también ha avivado la discusión política, social y económica sobre la pérdida de población de las zonas rurales. Un medio rural que supone el 80% del territorio español, pero en él solo vive el 20% de la población, y esa cifra va en descenso[i]. Cifras alarmantes que han llevado a  hablar de la “no rentabilidad económica” de ciertos servicios en los pueblos, como la sanidad, educación, transporte público, etc…

Históricamente, desde los años 50 y 60 con el comienzo de la industrialización, en España comenzó el proceso de despoblación del mundo rural, que produjo un desplazamiento progresivo de personas de los pueblos a la ciudad. En un primer momento, las ciudades se construyen para albergar a trabajadores de las nuevas fábricas e industrias, construyendo para ello, bloques de viviendas rápidas y en vertical, para alojar a la mayor cantidad de personas posibles en el menor espacio. Construcciones y formas de diseño de viviendas y edificios que favorece una vida urbana generadora de desinterés por lo que le sucede al otro (Luja y otros, 2014).  Estas aglomeraciones de población en núcleos urbanos pasan a convertirse en residencias para ciudadanía que debe producir, además de lugares que favorecen el aislamiento de las personas, la insensibilidad en todo aquello que no sean intereses personales y la desafección de lo público (Camps, 1993).

Leer más
4 mayo 2021
Un compromiso para la sostenibilidad

ETAPA DE INCERTIDUMBRE O DE CERTIDUMBRE: ES CUESTION DE PERSPECTIVA

ETAPA DE INCERTIDUMBRE O DE CERTIDUMBRE: ES CUESTION DE PERSPECTIVA.

 

Autora: Rosa Fernández Pérez.

    La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes

 (John Lennon)

Vives en un mundo organizado, o al menos, eso crees. Todo tiene sus leyes, sus espacios, su simbología y así te sientes sereno, porque este “aparente” orden te ofrece tranquilidad. Aunque existan tormentas, terremotos, enfermedades, … ansias el equilibrio que desprende la inercia de lo conocido. Esta distribución del orden se establece desde el mundo de lo material. Así, te sientes sereno con tus sitios de ocio, tus lugares de compra, tu nuevo móvil, tu nuevo traje, …; y el consumir y ver a personas por las calles te da la sensación de alegría y de progreso.

 Este progreso alimentado desde el capital, parece que te reporta grandes beneficios materiales, pero no piensas en todas las desventajas sociales que van asociadas a él. Los valores culturales y sociales, el valor de la sabiduría, el cuidado del pensamiento, del conocimiento y los grandes pensamientos filosófico, han sido suplantados por un sistema racional, que generó, lo que Weber[1]  llamó “desencantamiento” del mundo. 


[1] Weber, Max (1864-1920), fue un sociólogo, filósofo, economista, jurista, historiador y politólogo alemán, considerado uno de los fundadores del estudio moderno de la sociología y la administración pública,

  

Leer más
Revista