TODOS SOMOS PIEZAS DEL MISMO ROMPECABEZAS

02 octubre 2019 01

Autora: Mª Carmen Martínez Magaña.

 

En los últimos cursos, en educación,  escuchamos continuamente el verbo ‘cooperar’. En mi opinión, este ha sido siempre uno de los objetivos prioritarios en la labor de todos los docentes. Educar para trabajar de forma cooperativa implica que, dos o más personas suman sus esfuerzos para conseguir un mismo objetivo. En resumen, una acción cooperativa, supone esfuerzo, apoyo, ayuda e inclusión con el fin de ganar juntos.

A pesar de ser una tarea que se debería iniciar desde, la etapa de educación infantil hasta la vida adulta, estos primeros meses de inicio de clases podría ser una gran oportunidad para dedicar mayores esfuerzos en formar y animar a nuestros alumnos a ser ‘grupo’ ‘comunidad’.

Cuando los niños, jóvenes y adultos nos sentimos miembros de la misma ‘familia’ y todos compartimos la lucha por un mismo fin, sin duda, existen menos conflictos y abusos entre el alumnado.

¿Qué dinámica podemos llevar a cabo en nuestras aulas?

La pelota voladora

Para llevar a cabo esta dinámica podemos dividir el aula en grupos de cuatro alumnos. Les pediremos que llegando a un acuerdo elaboren una pregunta para poner en la pelota. Por ejemplo; ¿Qué esperas de este curso? ¿Cómo crees que te ven tus compañeros? ¿Qué actividades se te dan mejor? Etc. Una vez elaborada la pregunta, cada grupo escribirá la suya en el balón. A continuación, se colocarán en círculo y se irán lanzando la pelota y contestando a las preguntas.

Buscamos parejas

En esta actividad seremos detectives que tendrán que encontrar la respuesta a unas preguntas dadas.

Buscamos cosas que tenemos en común con otros compañeros. Para ello, escribiremos en la pizarra diferentes cuestiones a las que el alumnado buscará respuesta. Por ejemplo; ‘busca a alguien a quien le guste el baloncesto’, ‘busca una persona que naciese el mismo mes que tu’ etc. Posteriormente se pondrán en común las respuestas en una asamblea.

Lo mejor de ti

En grupo pediremos a cada miembro que escriba una palabra bonita definiendo a cada compañero del grupo. Para ello se utilizará cada una de las letras de su nombre tipo acrónimo.

S ociable

O riginal

L eal

E mpática

Existen cientos de dinámicas similares en la web, por lo que, seguro este curso tendrá grandes comienzos ¡Adelante!

Imágenes: pixabay

Autora: Mª del Carmen Martínez Magaña 

Atención a la diversidad

TIEMPO DE ESTUDIO II

AUTORA: Mª Carmen Martínez Magaña Continuando con el artículo anterior donde se introducía la importancia de las técnicas de estudio me gustaría aportar, hoy, una serie de claves útiles y necesarias para llevar a cabo una buena técnica de estudio. En primer lugar, cuando nos encontramos ante un texto hay que leer frases completas. Leer […]

Leer más
Atención a la diversidad

TIEMPO DE ESTUDIO I.

AUTORA: Mª Carmen Martínez Magaña Las técnicas de estudio son un elemento clave para abordar el éxito educativo. Es algo que hay que enseñar y practicar de forma intencionada. En nuestra sociedad vivimos en un ritmo constante y frenético en el que hay que hacer, hacer y hacer millones de cosas a lo largo del […]

Leer más
2 Enero 2022 1
Atención a la diversidad

MINDFULNESS EN EL AULA

MINDFULNESS EN EL AULA.

Autor: Mª Carmen Martínez Magaña.

 

Mindfulness nació en un ambiente palaciego hace más de 2500 años. Fue Siddharta Gautama, o Buda, quien cansando de una vida de comodidad y rutina terminó por sentirse también agotado por el sufrimiento. Por ello, decidió iniciar una vida de meditación y autoconocimiento. Sus conocimientos se fueron transmitiendo de boca en boca y forman la base y pilares del mindfulness.

La necesidad de conectar con nuestras emociones, positivas o negativas, el ser y estar consciente en el momento presente, el autoconocimiento, la gratitud, la autocompasión y el no juzgar, son aspectos clave de esta disciplina, que nos ayuda a mejorar nuestra actividad mental. En este punto radica su importancia y relevancia para nosotros, los docentes, puesto que, es una corriente que deberíamos conocer y llevarla a nuestras aulas.

Son muchas las universidades que han realizado estudios sobre esta disciplina. Concretamente el departamento de Neurología de la Universidad de Standford (EE UU.), ha podido constatar que la meditación como práctica continuada produce:

Cambios a nivel cerebral provocando que determinadas zonas crezcan o se transformen.

Aumenta la materia gris de la zona prefrontal. Este punto está relacionado con la memoria funcional. Por lo que las personas que practican mindfulness manifiestan mayor facilidad para memorizar.

Se desarrolla la ínsula y la corteza somatosensorial haciendo que se potencie la consciencia interna y externa del cuerpo.

Se modifica la zona cerebral relacionada con tareas cognitivas superiores, como el razonamiento o la atención.

 Se incrementa la creatividad.

Leer más
Revista