LAS ESTRATEGIAS COMPETITIVAS DE LA EMPRESA (I). DIFERENCIACIÓN DEL PRODUCTO VERSUS LIDERAZGO EN PRECIOS.

4. Junio 2021

Autora: Roberto Alonso Tajadura

 

Al objeto de alcanzar la posición más favorable en el mercado, las empresas deben articular las estrategias competitivas que más eficientemente respondan a su perfil y mejor se adapten a las condiciones y los escenarios más turbulentos del entorno.

En este sentido, no son pocas las estrategias que pueden llevarse a cabo. Ahora bien, una cosa es cierta, todas pretenden alcanzar los objetivos y las metas previamente establecidas, ya sea en términos de cuota de mercado, autonomía política, penetración en nuevos mercados, fortalecimiento estructural, etc.

Podemos empezar esta selección con las denominadas estrategias de diferenciación del producto y de liderazgo en precios; dos formas de actuación cuyas últimas consecuencias pivotarán, como veremos, sobre un aspecto fundamental de las empresas, el precio.

La diferenciación del producto es una estrategia competitiva basada en explotar las ventajas competitivas que contiene un producto, y su marca, y que permiten a los consumidores diferenciarlo mentalmente del resto de productos.

En este sentido, una ventaja competitiva del producto puede definirse como una cualidad o propiedad del mismo que hace que éste sea percibido por los consumidores como algo único o exclusivo. Una vez logrado este propósito, la singularidad que transmita el producto permitirá a su empresa configurar una imagen corporativa o de marca, lo suficientemente favorable como para exigir un precio superior al que fija la competencia.

La distinción de un producto, y de la empresa que lo coloca en el mercado, puede lograrse a través de numerosos rasgos y atributos diferenciadores que dependen, a su vez, de la naturaleza del mismo y el sector en que se opera. Entre otros, podemos reconocer el diseño y la calidad de los materiales en las empresas de moda, el servicio de atención al cliente en el comercio minorista, la rapidez y la seguridad en las compañías de transporte, la confianza y la solvencia en las entidades financieras, las propiedades y cualidades de los ingredientes en la industria alimentaria, etc.

Sea como fuere, son dos los riesgos fundamentales que pueden amenazar a esta modalidad de estrategia. En primer lugar, los continuos procesos de imitación que limitan los efectos de la diferenciación. Y, en segundo lugar, el elevado precio que pueden alcanzar los productos diferenciados, en particular, en tiempos de recesión económica. Circunstancia ésta que puede provocar una desviación de la demanda hacia artículos más baratos, producidos por empresas que han desarrollado estrategias de liderazgo en precios.

El liderazgo en precios es una estrategia empresarial basada en la adopción de una continuada política de reducción de costes que permitirá, en última instancia, ofrecer productos a precios por debajo de los marcados por la competencia. En definitiva, esta estrategia opera, en relación con los precios, en sentido contrario al seguido por la anterior.

En su ejecución, cobran especial relevancia factores de extrema competitividad como son la consecución de economías de escala que permiten disminuir los costes medios o unitarios de fabricación a medida que aumenta el volumen de producción, el aprovechamiento de efectos sinérgicos derivados de una adecuada política de coordinación y comunicación interna, o la explotación del know how y el conocimiento adquirido de la experiencia y el aprendizaje.

Asimismo, en esta estrategia causan también particular repercusión otras actuaciones como la eliminación de gastos suntuosos y accesorios, la moderación salarial, la renegociación de los gastos financieros, la reducción de gastos publicitarios, etc.

Constituyen buenos ejemplos de empresas que aplican este tipo de estrategias las compañías aéreas de bajo coste o low cost, las industrias que comercializan muebles prefabricados, las agencias de viajes y las entidades aseguradoras on-line, etc.

Y del mismo modo que sucedía en la diferenciación del producto, en el liderazgo en precios también existen riesgos importantes que pueden ahuyentar a los consumidores y dirigirlos hacia la competencia. Entre otros, podemos identificar la excesiva pérdida de calidad de los productos, y el deseo de muchos compradores que, por satisfacer necesidades diferenciadas, están dispuestos a pagar un precio más elevado.

La bitácora del emprendedor

LAS FRANQUICIAS.

AUTOR: Roberto Alonso Tajadura. Las franquicias constituyen en la actualidad la forma de emprendimiento empresarial más extendida en los mercados. Al mismo tiempo, implican, para muchas empresas, una alternativa adicional de expansión diferente a la que ofrecen las estrategias de crecimiento interno o financiero. Por definición, la franquicia es el contrato por el que una […]

Leer más
05 eNERO 2020 01
La bitácora del emprendedor

LAS SOCIEDADES COLECTIVAS Y COMANTITARIAS

LAS SOCIEDADES COLECTIVAS Y COMANTITARIAS.

Autor: Roberto Alonso Tajadura.

 

Un empresario individual es una persona física, mayor de edad y con capacidad de obrar, que ejerce de forma habitual y en nombre propio, como único propietario y con ánimo lucro (obtención de beneficios), una actividad económica o industrial, asumiendo en exclusiva la capacidad de decisión en un negocio. Además, puede hacerlo con o sin trabajadores por cuenta ajena a su cargo.

En el ejercicio de su actividad, para cuyos inicios no se requiere un capital mínimo previamente establecido, la responsabilidad que asume frente a terceros tiene carácter personal y es ilimitada. 

Desde el punto de vista legal, la personalidad jurídica de la empresa coincide con la de su titular, el propio empresario individual. Por esta razón, la inscripción del mismo en el Registro Mercantil es potestativa y tiene, por tanto, carácter voluntario.

Por su parte, desde el punto de vista fiscal, el empresario individual está sujeto al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Leer más
2 Ene 2021 1
La bitácora del emprendedor

LAS ESTRATEGIAS COMPETITIVAS DE LA EMPRESA (III). CRECIMIENTOS, FUSIONES Y OPAS.

LAS ESTRATEGIAS COMPETITIVAS DE LA EMPRESA (III).

CRECIMIENTO, FUSIONES Y OPAS.

Autor: Roberto Alonso Tajadura.

El progresivo aumento de la capacidad productiva de las empresas ha constituido la forma tradicional de las empresas para reforzar su posición competitiva y reducir su vulnerabilidad en los mercados.

No en vano, las ventajas competitivas que proporciona el crecimiento empresarial se manifiestan fácilmente en la obtención de economías de escala procedentes de la continua reducción de los costes medios de producción, y la consecución de efectos sinérgicos derivados de la eliminación de duplicidades y la integración de sistemas de gestión, redes comerciales, etc.

Sea como fuere, son dos las estrategias de crecimiento que pueden distinguirse:

      estrategias de crecimiento interno o natural.

      estrategias de crecimiento externo o financiero.

El crecimiento interno constituye la forma natural de desarrollo y aumento de las empresas. Este crecimiento se basa en la ejecución de inversiones dirigidas a ampliar la estructura productiva ya existente. Se trata, pues, de un crecimiento orgánico ocasionado por la propia evolución de la empresa. 

Ejemplos de crecimiento interno podemos encontrarlos entre aquellas empresas que invierten en su propia actividad y deciden ampliar las instalaciones existentes instalaciones o inaugurar otras en nuevos lugares.

Leer más
Revista