La decisión de montar una empresa (IV). La exposición pública del proyecto de empresa. El método Canvas.

08 abril 2018 1

Autora: Roberto Alonso Tajadura

 

Son muchas y muy variadas las formas que pueden emplearse para presentar proyectos empresariales. Por su originalidad y precisión, ha sobresalido, en los últimos tiempos, el llamado método Canvas, the Business Model Canvas, diseñado en 2008 por el consultor y asesor de empresas suizo A. Osterwalder.

 

El Canvas es un método visual de representación consistente en confeccionar un esquema a modo de “lienzo” que permita, de un solo vistazo, mostrar las circunstancias que afectan a un proyecto de empresa. A tal efecto, su formato está concebido para dar respuesta a nueve cuestiones esenciales cuyo contenido da sentido al proyecto que se pretende defender:

 

 

  1. ¿Cuál es la propuesta de valor de la empresa?
  2. ¿A qué clientes concretos se refiere?
  3. ¿Cómo se les hace llegar el valor?
  4. ¿Qué relación se mantiene con esos clientes?
  5. ¿Qué ingresos se van a obtener a cambio?
  6. ¿Cuáles son las actividades clave para que la empresa funcione?
  7. ¿Qué recursos clave se transformarán en las actividades señaladas?
  8. ¿Quiénes van a ser los aliados o socios (red de partners) de la empresa para que todo funcione?
  9. ¿Cuál es la estructura de costes de la empresa?

De acuerdo con este método, dichas cuestiones y sus correspondientes respuestas se distribuyen en nueve módulos asociados entre sí y representados sobre el panel. A su vez, estos nueve apartados deben cubrir las cuatro áreas principales de un negocio:

         Infraestructura. Área que integra las actividades principales, los recursos clave y la red de socios.

         Oferta. Área que hace referencia a las propuestas de valor que ofrece el producto objeto de negocio y las ventajas competitivas que contiene.

         Clientes. Área que identifica a los agentes y segmentos del mercado a los que va dirigido el producto, sus relaciones con la empresa, y los oportunos canales de distribución y comunicación.

         Viabilidad económica y finanzas. Área que integra la estructura de costes en que incurre la empresa para llevar a cabo la actividad económica, y los ingresos que ésta genera.

Gráficamente, el método Canvas se representa del siguiente modo: la propuesta de valor, por su importancia, se coloca en el centro del lienzo (1). Esta propuesta de valor debe llegar a los clientes (2) con quienes habrá que establecer las oportunas relaciones comerciales (4). Ambos aspectos están situados a la derecha de la propuesta de valor.

Para llevar su propuesta de valor a los clientes, la empresa debe establecer los correspondientes canales de distribución y comunicación (3). Estos canales se sitúan junto a los clientes y las relaciones comerciales. En términos figurados, esto sería de puertas hacia fuera de la empresa.

De puertas hacia dentro, y ocupando el margen izquierdo, se colocan las actividades y los recursos clave (6 y 7, respectivamente), es decir, lo que necesariamente debe realizarse y lo que realmente es crítico dentro del negocio. Junto a éstos, los socios clave con quienes se va a trabajar (8).

Cerrando el lienzo por su parte inferior, se sitúan la estructura de costes (9) y las fuentes de ingresos del negocio (5).

Imágenes tomadas de: Pixabay

La bitácora del emprendedor

LAS FRANQUICIAS.

AUTOR: Roberto Alonso Tajadura. Las franquicias constituyen en la actualidad la forma de emprendimiento empresarial más extendida en los mercados. Al mismo tiempo, implican, para muchas empresas, una alternativa adicional de expansión diferente a la que ofrecen las estrategias de crecimiento interno o financiero. Por definición, la franquicia es el contrato por el que una […]

Leer más
05 eNERO 2020 01
La bitácora del emprendedor

LAS SOCIEDADES COLECTIVAS Y COMANTITARIAS

LAS SOCIEDADES COLECTIVAS Y COMANTITARIAS.

Autor: Roberto Alonso Tajadura.

 

Un empresario individual es una persona física, mayor de edad y con capacidad de obrar, que ejerce de forma habitual y en nombre propio, como único propietario y con ánimo lucro (obtención de beneficios), una actividad económica o industrial, asumiendo en exclusiva la capacidad de decisión en un negocio. Además, puede hacerlo con o sin trabajadores por cuenta ajena a su cargo.

En el ejercicio de su actividad, para cuyos inicios no se requiere un capital mínimo previamente establecido, la responsabilidad que asume frente a terceros tiene carácter personal y es ilimitada. 

Desde el punto de vista legal, la personalidad jurídica de la empresa coincide con la de su titular, el propio empresario individual. Por esta razón, la inscripción del mismo en el Registro Mercantil es potestativa y tiene, por tanto, carácter voluntario.

Por su parte, desde el punto de vista fiscal, el empresario individual está sujeto al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Leer más
2 Ene 2021 1
La bitácora del emprendedor

LAS ESTRATEGIAS COMPETITIVAS DE LA EMPRESA (III). CRECIMIENTOS, FUSIONES Y OPAS.

LAS ESTRATEGIAS COMPETITIVAS DE LA EMPRESA (III).

CRECIMIENTO, FUSIONES Y OPAS.

Autor: Roberto Alonso Tajadura.

El progresivo aumento de la capacidad productiva de las empresas ha constituido la forma tradicional de las empresas para reforzar su posición competitiva y reducir su vulnerabilidad en los mercados.

No en vano, las ventajas competitivas que proporciona el crecimiento empresarial se manifiestan fácilmente en la obtención de economías de escala procedentes de la continua reducción de los costes medios de producción, y la consecución de efectos sinérgicos derivados de la eliminación de duplicidades y la integración de sistemas de gestión, redes comerciales, etc.

Sea como fuere, son dos las estrategias de crecimiento que pueden distinguirse:

      estrategias de crecimiento interno o natural.

      estrategias de crecimiento externo o financiero.

El crecimiento interno constituye la forma natural de desarrollo y aumento de las empresas. Este crecimiento se basa en la ejecución de inversiones dirigidas a ampliar la estructura productiva ya existente. Se trata, pues, de un crecimiento orgánico ocasionado por la propia evolución de la empresa. 

Ejemplos de crecimiento interno podemos encontrarlos entre aquellas empresas que invierten en su propia actividad y deciden ampliar las instalaciones existentes instalaciones o inaugurar otras en nuevos lugares.

Leer más
Revista