SI QUEREMOS, TODOS PODEMOS.

07 MARZO 2018 1

Autora: Mª Carmen Martínez Magaña.

 

El amplio abanico de técnicas de estudio que conocemos y podemos enseñar a nuestros alumnos es una herramienta adecuada para facilitar la inclusión y dar respuesta a la diversidad existente en nuestros centros educativos.

Un alumno puede incrementar sus resultados y rendimiento aplicando las técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje más adecuadas para él. Es por este motivo, que el papel del profesor como guía y acompañante, es vital durante el proceso de aprendizaje de dichas técnicas, hasta que el alumno logre un buen grado de autonomía para llevar a cabo dichas estrategias por sí mismo.

Algunas orientaciones útiles para alumnos y docentes para poner en práctica el aprendizaje de técnicas de estudio son:

  • Hacer hincapié en la importancia de la atención y concentración. Toda la información a la que no se presta atención, no se procesa y se pierde por completo. Es fundamental orientar y dirigir dicha atención.
  • Fomentar la motivación del alumno hacia un contenido o tema a trabajar será la base para establecer futuros y duraderos aprendizajes.
  • Crear un clima académico productivo. Ofrecer confianza para consultar dudas tanto al profesorado como al grupo de iguales.
  • Utilizar los conocimientos previos para sentar las bases de los nuevos aprendizajes.
  • Fijarse metas u objetivos a medio y largo plazo planificando y elaborando un horario de trabajo semanal o diario, que sea factible y razonable.
  • Aplicar la técnica L2SER: Doble Lectura, Subrayado, realización de Esquemas y Resumen.
  • Leer los textos de forma comprensiva.
  • Aplicar reglas nemotécnicas para memorizar.
  • Repasar lo aprendido con regularidad y organizar la información. Se pueden utilizar mapas conceptuales y mentales.
  • No mentirse. Aunque las cosas no hayan salido como esperabas, no te escondas.

Es importante y vital no tirar balones fuera, total, al final hay que ir a recogerlos. Siempre que se establezcan los medios, cualquier alumno puede demostrarse a sí mismo que quiere estudiar y, ya se sabe, si se quiere, se puede, pero no olvidemos que también hay que saber hacerlo.

Autora: Mª del Carmen Martínez Magaña

 

Imágenes tomadas de: Pixabay

Atención a la diversidad

TIEMPO DE ESTUDIO II

AUTORA: Mª Carmen Martínez Magaña Continuando con el artículo anterior donde se introducía la importancia de las técnicas de estudio me gustaría aportar, hoy, una serie de claves útiles y necesarias para llevar a cabo una buena técnica de estudio. En primer lugar, cuando nos encontramos ante un texto hay que leer frases completas. Leer […]

Leer más
Atención a la diversidad

TIEMPO DE ESTUDIO I.

AUTORA: Mª Carmen Martínez Magaña Las técnicas de estudio son un elemento clave para abordar el éxito educativo. Es algo que hay que enseñar y practicar de forma intencionada. En nuestra sociedad vivimos en un ritmo constante y frenético en el que hay que hacer, hacer y hacer millones de cosas a lo largo del […]

Leer más
2 Enero 2022 1
Atención a la diversidad

MINDFULNESS EN EL AULA

MINDFULNESS EN EL AULA.

Autor: Mª Carmen Martínez Magaña.

 

Mindfulness nació en un ambiente palaciego hace más de 2500 años. Fue Siddharta Gautama, o Buda, quien cansando de una vida de comodidad y rutina terminó por sentirse también agotado por el sufrimiento. Por ello, decidió iniciar una vida de meditación y autoconocimiento. Sus conocimientos se fueron transmitiendo de boca en boca y forman la base y pilares del mindfulness.

La necesidad de conectar con nuestras emociones, positivas o negativas, el ser y estar consciente en el momento presente, el autoconocimiento, la gratitud, la autocompasión y el no juzgar, son aspectos clave de esta disciplina, que nos ayuda a mejorar nuestra actividad mental. En este punto radica su importancia y relevancia para nosotros, los docentes, puesto que, es una corriente que deberíamos conocer y llevarla a nuestras aulas.

Son muchas las universidades que han realizado estudios sobre esta disciplina. Concretamente el departamento de Neurología de la Universidad de Standford (EE UU.), ha podido constatar que la meditación como práctica continuada produce:

Cambios a nivel cerebral provocando que determinadas zonas crezcan o se transformen.

Aumenta la materia gris de la zona prefrontal. Este punto está relacionado con la memoria funcional. Por lo que las personas que practican mindfulness manifiestan mayor facilidad para memorizar.

Se desarrolla la ínsula y la corteza somatosensorial haciendo que se potencie la consciencia interna y externa del cuerpo.

Se modifica la zona cerebral relacionada con tareas cognitivas superiores, como el razonamiento o la atención.

 Se incrementa la creatividad.

Leer más
Revista